GADRIANA
Search

Barcelona


IN TRAVEL  / 

B A R C E L O N A

Quitando el aliento cada 0.036 seconds.

Parece que fue ayer, pero en realidad fue hace tres años que llegué a esta ciudad, con dos maletas llenas de ropa y zapatos, algunos dólares en una cuenta de ahorros, anhelos de aventura y mucho de aquel miedo sano que te incita a querer descubrir. Puedo decirles, con todas las palabras ganadas y tatuadas en el corazón, que amo Barcelona. Por eso, y en celebración de mi tercer aniversario, quise crear un post especial hablando de mis sitios favoritos.

Sin embargo, me doy cuenta que sería sumamente iluso de mi parte creer que puedo englobar toda la ciudad en un solo post y en él contar sus placeres, su arquitectura, su sol, su bullicio, su historia y todo lo que no se puede ver ni oler en fotos. Por esa razón, y aprovechándome un poco de su paciencia como lectores, que realizaré una serie de posts contándoles todo lo que me venga a la cabeza, desde las zonas más transitadas, las más reposteadas, las más bellas y aquellas que nadie conoce. Porque Barcelona es pequeña, pero lo que tiene para ofrecer es incontable.

S A G R A D A F A M Í L I A

Por supuesto, no podía empezar por otro punto del mapa. Uno de los puntos más visitados de Europa y el más transitado por turistas en España, la Sagrada Família no solo es una joya de la arquitectura y un orgullo catalán por Antoni Gaudí, sino también un monumento tan grande que es muy difícil tomar una foto de ella completa sin el equipo fotográfico adecuado. Cuando quede terminada en el 2026 después de casi 150 años de construcción y modificaciones al diseño, será la catedral más alta de Europa. Perdonarán, por eso, que no hayamos podido cubrir tanto de ella como nos hubiese gustado en la foto.

Empiezo también por aquí porque es el barrio en el que vivo y, si bien los veranos con estampidas de personas que bloquean la entrada al metro son una pesadilla, esta zona del Eixample es el equilibrio ideal entre movimiento y tranquilidad. Mi recomendación es caminar desde la Sagrada Família hacia arriba por Avinguda Gaudí, comer un gelato en una de las terrazas y tomar el sol en invierno (en verano, esconderte del calor bajo los densos y hermosos árboles de plátano). Si te da hambre de verdad, uno de mis restaurantes mexicanos favoritos se encuentra a un lado, La Tortería.

P L A Ç A C A T A L U N Y A

Para mí y muchos otros, el centro de toda Barcelona. Hacia el noroeste de la plaza se encuentra Passeig de Gràcia, al sureste Las Ramblas, al noreste el Eixample con algunos de los edificios más bellos que verás en Europa, y hacia el sur el casco antiguo de la ciudad. Es el punto de reunión más frecuente entre locales (y turistas) por muchas razones, entre ellas: la eterna luz de verano, el WIFI gratis de Apple Store y la conectividad con metro y trenes. Para mí, es una de mis favoritas porque reúne todo lo que hago en mi día: la oficina, el transporte, el shopping rápido, mi escuela de idiomas y algunos de mis restaurantes favoritos, como Flax & Kale y Teresa Carles.

Que no te asuste la cantidad de personas ni el tamaño de las palomas (en realidad se comportan bien), es una zona bastante acogedora gracias a sus dimensiones. Además, si tomas el autobús desde el aeropuerto, Plaça Catalunya será el sitio en donde bajarás y pisarás por primera vez Barcelona.

C A R R E R D E L B I S B E

En sentido contrario, se encuentra el Carrer del Bisbe. Una calle pequeña (pero altamente transitada) que esconde el tesoro arquitectónico tal vez más posteado en Instagram después de la Sagrada Família. Llegar a ella tampoco es lo más sencillo, si doblas hacia la izquierda en la Catedral de Barcelona, ya te perdiste. Toma el metro hacia Plaça Catalunya, haz window shopping por Avingunda del Portal de l’Àngel, camina hacia la Catedral y mírala de frente (y toma una foto, ya que estás en ello), acércate por su lado derecho y no vuelvas a doblar hacia la derecha, sigue recto. Pasando unas fuentes y entre un mar de personas, voltea hacia arriba y disfruta de la vista al (muy posible) son de la música clásica. Es pequeño, efímero, un suspiro en comparación con toda la ciudad, pero no por eso, menos encantador.

Y ya que estás por ahí, visita la Catedral, bebe agua de la fuente para la buena suerte, toma un café en Satan’s Coffee Corner y camina hacia la Plaça Sant Jaume, que es otro de mis puntos favoritos, pero que quedará pendiente para la segunda parte.

________________

Finalmente, y como un tip antes y/o durante su visita, no llamen Barça a Barcelona. Si bien son similares, uno es el equipo de futbol y el otro la ciudad. Si buscan un nombre corto, Barna es el indicado. Pues bien, ¿ya están listos para preparar su viaje?

 

Continuará…

Share

Facebook Twitter Copy link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *