GADRIANA
Search

EMILIE GIGNAC

ENTREVISTA POR DILEK
FOTOS CORTESÍA DE EMILIE

Como una de las plataformas de redes sociales más densamente pobladas en línea, Instagram es el sitio en donde ahora los artistas comparten su trabajo con la esperanza de que llegue a la mayor cantidad posible de personas. Sin embargo, solo algunos logran abrirse paso entre la multitud y dejar una huella digital y artística reconocible.

Emilie Gignac es una de ellas.

Nacida y criada en la capital de Canadá; Ottawa, Ontario, la franco-canadiense con un título en Bellas Artes en la Universidad de Ottawa, es especializada en pintura. También cuenta con una especialidad en Cinematografía. Los brochazos que salen de los pinceles de Emilie dejan un trazo distintivo en el canvas y una vez que te familiarizas con su trabajo, podrás ser capaz de reconocer su estética y su técnica de pintura en donde sea que la encuentres. Te detendrás a admirar cada una de las retículas en su feed de Instagram (@paremilie) así como la forma en que sobrepone colores para producir arte con una cualidad serena y, al mismo tiempo, que explota de emociones.

La presencia de Emilie en Instagram inició con la moda cuando decidió documentar sus outfits en su cuenta. En ese entonces, comenzó lentamente a integrar arte en su feed compartiendo las piezas que pintaba y su proceso creativo. Ahora, su contenido se concentra principalmente en su arte el cual se considera una bendición por los sitios que tienen el placer de contar con él. A su corta edad de 24 años, ya es ya una artista consumada por lo que, naturalmente, quisimos conocer más acerca de sus inicios.

Dilek: ¿Cuándo fue el momento en el que supiste que querías ser artista?
Emilie: Esto puede sonar inusual, pero supe que quería ser artista desde los 3 años. Usualmente, los niños de esta edad tienden a dibujar un montón de garabatos en una pieza de papel. Yo, por otro lado, pasaba horas dibujando personajes de Disney y ponía atención a detalles usando distintos colores y considerando las proporciones de los personajes.

¿Quién dirías que son tus mayores influencias?
Estoy influenciada por muchos artistas, desde las estructuras de tres dimensiones de Jacob Hashimoto a las pinturas de Janvier, y todo lo que hay en medio.

Cuéntanos un poco acerca de tu carrera. ¿Cómo buscas oportunidades y cuál es la mejor forma de que un artista contemporáneo alcance a una base de coleccionistas en esta era digital?
La mayoría de los días de la semana estoy en el estudio, pintando. Cuando no me encuentro en el estudio, estoy en reuniones con coleccionistas interesados, desarrollando ideas para nuevos proyectos creativos o buscando inspiración. ¡Mi mejor recomendación es que realices una documentación de tu proceso y que lo compartas! Hay muchas plataformas digitales (y físicas) esperándote allá afuera. Sé que compartir una práctica artística requiere algo de vulnerabilidad, especialmente si el artista se rehusa a compartir la fase de experimentación de su trabajo. Sin embargo, en mi opinión, el proceso de experimentación es la parte más intrigante e integral del trabajo de un artista. No esperes a estar en el ‘momento perfecto’ para comenzar a documentar y compartir tu trabajo. Inicia ahora, y notarás que llegar a una base de coleccionistas en esta era digital es más fácil de lo que crees.

Te descubrimos a través de tu bellamente curado feed de Instagram el cual, en el pasado, incluía más fotos tuyas y de tus atuendos, mientras que ahora lo has transformado en un portafolio de tu trabajo. ¿Por qué el cambio y cómo ha ayudado Instagram en tu carrera de artista?
¡Buena pregunta! Me encanta la moda. Siempre he pensado en ella como la pintura que está esperando ser aplicada en nuestro propio lienzo en blanco. Con la moda podemos expresarnos cada día a través de variaciones ilimitadas de patrones, texturas, colores y más. Comencé a documentar mis atuendos a una edad temprana y, eventualmente, transferí esta práctica a mi feed de Instagram.

La idea era fusionar lentamente piezas de arte en mi cuenta, ya que todavía me encontraba estableciendo las raíces de mi trabajo. Pasé el año anterior a mi graduación desarrollando un sistema de capas altamente texturizado y complejo en paneles de madera para crear pinturas, y me enamoré del proceso de creación. Desafortunadamente, no fui capaz de seguir pintando estos cuadros debido a la toxicidad de los materiales y los efectos secundarios que tuvieron en mi salud. Pasé cerca de dos años intentando encontrar una forma de convertir los conceptos y los procesos de mi trabajo anterior en uno nuevo usando nuevos materiales.

A la mitad del 2017, me di cuenta que necesitaba usar mi tiempo de forma más eficiente si quería alcanzar mi sueño de convertirme en una artista de tiempo completo. La decisión de perseguir mis proyectos artísticos y minimizar el contenido relacionado a la moda que estaba publicando cambió completamente la velocidad en la que mi carrera como artista progresó. Mi  arte comenzó a llegar a más personas, oportunidades nuevas y emocionantes se presentaron solas, y pude conectar verdaderamente con mi base de coleccionistas.

La decisión de perseguir mis proyectos artísticos cambió completamente la velocidad en la que mi carrera como artista progresó. Mi  arte comenzó a llegar a más personas.

Hablando de Instagram, algunas veces compartes videos de tu proceso creativo tan único. ¿Cómo se siente compartirlo con el público?
Me doy cuenta que cada vez más y más artistas contemporáneos están compartiendo sus procesos creativos. El “cómo” y el “por qué” del trabajo de un artista se muestra directamente por videos en vivo, time-lapses, y el texto largo ocasional que intenta explicar más acerca de la pieza en cuestión. Cuando empecé a compartir esos time-lapses de mí misma pintando, permití al espectador sentir que entraba en mi estudio por un momento. Se volvieron una parte del proceso.

Sabemos que es difícil pero, ¿cuál dirías que es tu trabajo más memorable hasta el día de hoy?
Si tuviese que elegir uno, elegiría Un petit train va loin, 36” x 48”, acrylic on canvas, 2017. Me encontraba en un bloqueo creativo y decidí pintar encima de un paisaje de Austria que recientemente había terminado. Grabé este proceso en un video time-lapse y causó mucha conmoción. Aunque estaba muy feliz con el resultado de esta nueva pintura creada al “esconder” una vieja, muchas personas de la comunidad de Instagram pensaron distinto. Fue interesante porque nunca había recibido esa cantidad de críticas y halagos al mismo tiempo. Realmente disfruté al ver la perspectiva de otras personas y las formas de pensar de otros cuando se trata de la abstracción. Me hizo enamorarme aún más de lo abstracto y del rechazo total a la representación.

Ofreces a los clientes la posibilidad de encargar sus propias pinturas originales. ¿Sientes que puedes ejercitar completamente tu creatividad con piezas comisionadas o con frecuencia te enfrentas con dificultades?
Solía ​​estar un poco en contra a la idea de aceptar comisiones. Después de cumplir algunas solicitudes, pronto me di cuenta que habían alimentado completamente mi práctica artística. Crear para mí es una cosa y crear para otros es una experiencia completamente diferente. Trabajo muy bien cuando se me responsabiliza por algo. Me he forzado más allá de mis límites y de la práctica habitual para desarrollar y crear piezas que fueron completamente únicas para coleccionistas siendo, al mismo tiempo, fiel a mis conceptos.

Me he forzado más allá de mis límites y de la práctica habitual para desarrollar y crear piezas que fueron completamente únicas para coleccionistas siendo, al mismo tiempo, fiel a mis conceptos.

Como artista joven, ¿puedes compartir con nosotros algunos de los desafíos al fijar honorarios por el trabajo artístico?. Especialmente cuando uno está comenzando, ¿qué consejo le darías a los jóvenes aspirantes a artistas sobre el tema?
Ah, sí, las dificultades de fijar precios. Mi consejo para los jóvenes aspirantes a artistas es crear una fórmula detallada basada en los costos de materiales y tiempo. Esta es solo la primera parte de esa fórmula. La segunda te considera a ti, tus necesidades y tu práctica. Sugiero tomar un día completo de trabajo, o dos, para establecer esta fórmula. Debe incluir muchas variaciones y todas deben estar bien estructuradas y diseñadas para ti. Esta fórmula probará ser una herramienta increíblemente útil y crecerá contigo con el paso del tiempo.

¿Cuáles son tus metas para el futuro?
Me encantaría tener mi propia tienda, una que sea también en un estudio de arte. También me encantaría viajar por Norteamérica para pintar murales a gran escala.

Gracias por todas tus valiosas ideas, Emilie. Estamos seguros de que muchos jóvenes artistas que han leído esta entrevista ya han aprendido muchas lecciones valiosas. Antes de separarnos, nos gustaría saber si hay mujeres, tal vez compañeras artistas, que te inspiren todos los días.
Danielle Krysa me inspira cada día con su sitio web contemporáneo bellamente (e ingenioso): www.thejealouscurator.com. También me inspiro en Audrey Hepburn. No muchas personas saben que a ella le encantaba dibujar y utilizar el arte como una forma de terapia. Le encantaban los jardines, los animales, los niños y el arte. Siempre me he sentido muy inspirada por ella.

Share

Facebook Twitter Copy link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *