GADRIANA
Search

La Toscana


IN TRAVEL  / 

AMORE MIO

Italia es un país que me llama. Desde la comida, la gente, el arte, la música y el gesto efusivo de las manos. Es un país cuya calidez y caos me recuerda mucho a México, en donde la gente conduce a su antojo, donde siempre hay una fiesta y comida en la mesa. Una calidez que en Europa es difícil de encontrar, y qué mejor que aliviar las penas de septiembre que con las memorias de lo que el verano se llevó.

La Toscana es hogar de uno de los más grandes acontecimientos del mundo, el Renacimiento en todo su esplendor. Es también el lugar con mayor frecuencia de turistas. Perdonen pues, que esta guía/relato se limite a puntos conocidos y altamente frecuentados, y que mis recomendaciones se basen en recuerdos sentimentales, cursis y muy personales

top –
The Kidnapping of the
Sabine Women – Giambologna
left –
Galleria dell’Accademia

Florencia es la capital, no solo de la Toscana, sino del arte renacentista. Un punto en el mapa que deseaba cubrir desde que tuve mis primeras clases de historia del arte en la universidad. Una ciudad habitada por seres sobrenaturales que por siglos han sido capaces de detener el aliento de los más reacios. Porque sí, el Adonis parece que respira y la Venus de Urbino es, hedonisticamente hablando, perfecta.

Visitas que no deben faltar en tu recorrido son la Galleria degli Uffizi, la Galleria dell’Accademia y entrar a la Cattedrale di Santa Maria del Fiore, tanto la catedral como la torre. Además de las mismas calles que mantendrán tus ojos tan ocupados que cualquier banca o punto de descanso resultará un goce.

top – Venus of Urbino – Titian
Pero para verdaderos placeres
la comida italiana en cada esquina
y restaurant. Un espresso con hielo.
Un spritz al mediodía. Un gelato
para cualquier hora del día.
Mis favoritos son: Venchi and
La Strega Nocciola.

SIENA

 

Cambio de itinerario. Despierta a las seis de la mañana, prepara un desayuno para llevar y sube a un tren hacia Sienapor 9,50€. Un pequeño rincón en la misma Toscana famosa por el Palio, una carrera de caballos que se realiza en la Piazza del Campo di Siena.

Su maravillosa arquitectura y urbanización te llamará a entrar a sus calles angostas y empinadas, tanto que probablemente no comenzarás a notar el cansancio de los pies y el calor que hace en la ciudad. Mi recomendación principal es llevar zapatos cómodos y algunas banditas adhesivas. No me lo agradezcas y pon tu alarma para el día siguiente.

PISA

Compra un café y un croissant rápido en la estación. Toma el Trenitalia hacia Pisa por 8,50€ a primera hora. Llega en aproximadamente una hora a tu destino y conserva la calma, el ambiente será ruidoso, turístico, acalorado (se recomienda un gelato) y poco favorecedor para una ciudad cuyos cimientos son tanto su desgracia como su fortuna.

Deja que el camino hacia el puente te lleve hacia la torre, aquella que corona los quiosco de recuerditos italianos y el imán que tengo pegado a mi refrigerador. Sigue conservando la calma, porque en el momento en que la veas, no lo podrás creer. Sí, luce mucho más grande, majestuosa e inclinada que en las fotos, y no exagero cuando les digo que mi primera reacción fue quedarme sin aliento al verla. Definitivamente, uno de los accidentes más afortunados que pudieron haber ocurrido.

Mi amor por Italia es difícil de explicar, así que espero que esta historia visual apoyada por algunas palabras hayan creado en ti una espinita. La clase de espinita que te hace comprar los boletos de avión para ir ya hacia la Toscana y poner en pausa tu dieta, porque amore mio, no sé tú, pero yo siempre estoy de humor para un risotto.

Share

Facebook Twitter Copy link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *