GADRIANA
Search

ENTREVISTA:
LAURENCE LEENAERT

TEXTOS & FOTOGRAFÍA CON IPHONE 7S:
ADRIANA GASTÉLUM

Me topé con su trabajo durante nuestro viaje a Marruecos el pasado agosto. Mis amigos y vecinos, siendo nuevos emprendedores en el área de diseño, me contaron acerca de sus creaciones un domingo por la tarde mientras estábamos haciendo el vermut en nuestra terraza. No pude evitar emocionarme por el diseño y fabricación exquisita detrás de la marca, y el equilibrio perfecto entre arte, diseño y funcionalidad que su feed en Instagram refleja. Poco después, comenzamos nuestro viaje a Marruecos y tuvimos el placer de visitar el showroom de LRNCE con nada más para fotografiar que mi iPhone 7S.

El nombre detrás de cada pieza textil y de cerámica es Laurence Leenaert. Una artista/diseñadora belga que, después de un viaje a Marruecos con su hermana, compró un boleto de avión de regreso y se quedó un mes en el desierto en comunidades locales con su máquina de coser. Después, Marrakech se volvió una obsesión que evolucionó a una mudanza permanente seis meses después de ir y venir repetidamente. Laurence sentía que Marrakech tenía algo que le faltaba a Bélgica.

No fue solo una corazonada. Laurence pronto comenzó a trabajar con los lugareños del norte de África para crear sandalias, alfombras, textiles, cerámicas y todo lo que pudiera salir de su mente y que pudiese materializarse. Después de solo 5 años desde el lanzamiento de LRNCE, la marca se nombra en cada revista de lifestyle, decoración, moda y cocina que puedas imaginar.

Hoy, Laurence comparte con nosotras un poco acerca de su infancia, sus motivaciones y sus dificultades como mujer de negocios viviendo en un país dominado por el sexo masculino.

Gracias por compartir algo de tu tiempo con nosotros, Laurence. Estoy muy feliz de que seas la entrevista de este mes en GADRIANA. ¿Cuándo supiste que querías ser una diseñadora?

Cuando tenía 17-18 años decidí ir a la escuela de arte, pasé mi juventud viviendo en las afueras de la ciudad rodeada por caballos y por un amor a la naturaleza. Mi madre es diseñadora textil por lo que siempre me mostró textiles, artistas, me llevó a ferias, y un día mi profesora del bachillerato (teníamos 2 horas de clases de arte por semana) me dijo que debía ir a la escuela de arte para no desperdiciar mi ‘talento’. Así que pensé, ¿por qué no? Me mudé entonces a Ghent (que para mí era una gran ciudad en aquel entonces), apliqué para el examen de moda en la Royal Academy of Arts en Ghent y fui seleccionada.

¿Qué obstáculos encontraste cuando iniciaste tu negocio y decidiste después mudarte a un país completamente diferente con costumbres distintas acerca del rol de la mujer en la sociedad?

Cuando te gradúas de la escuela de artes no llegas a comprender lo que trabajar de verdad es. Solo te concentras en la parte creativa, pero la parte del negocio es también muy, muy importante. Como estoy trabajando y viviendo en un mundo dirigido por hombres aquí, me encanta defenderme sola y mostrar que puedo ser dueña de mi negocio y ser capaz de organizarme y gestionarlo.

Durante los primeros 2 años hice yo todo, fue muy interesante encontrar por mi cuenta cómo funciona un negocio ya que no se trata solo de crear, también está la estructura, el papeleo, la parte financiera. Aquí en Marruecos no están acostumbrados a que las mujeres tengan sus propios negocios, así que fue un reto lograr que todo sucediera. Pero honestamente, no me puedo quejar, todos fueron muy, muy serviciales. No dejas que se marque una diferencia entre el hombre y la mujer. Nunca cambié mi forma de vestir, no uso ropa sexy para nada pero sí uso shorts y vestidos.

«Fue muy interesante encontrar por mi cuenta cómo funciona un negocio ya que no se trata solo de crear, también está la estructura, el papeleo, la parte financiera

Leí que iniciaste la empresa con un presupuesto pequeño. ¿Cómo terminaste por acercarte a las mujeres de las comunidades locales para producir tus diseños?

Cuando me mudé aquí los hombres no me tomaban en serio, tenía 25 años y estaba diciéndoles cómo debían hacer algo y cómo lo quería terminado. Así que me tomó un tiempo ganar su respeto y confianza para crear algo nuevo y diferente. También son muy religiosos por lo que no siempre era conveniente estar cerca de ellos. Siempre hay un hombre enfrente de una mujer, así que para acercarte a las mujeres necesitas ganarte su respeto y tomarte el tiempo de conocer a toda la familia, de esta forma podrás acercarte de las mujeres y charlar con ellas.

Viendo tus diseños, me da la impresión de que vienen de algo muy personal. ¿De dónde viene tu inspiración?

Mis diseños son al momento, muy espontáneos y personales ya que quiero estar muy cerca de la producción, de los artesanos y los productos. Sigo el proceso completo, incluso de las fotos que tomo. Así que inicio desde cero, con dibujos, buscando materiales para la parte final, tomando fotos y subiéndolas a la página web.

¿Cuál es tu valor más importante respecto a tu trabajo como diseñadora?

El ser muy respetuosa hacia los artesanos, las personas con las que trabajo y mantenerme fiel a mí misma. 

«Mis diseños son al momento, muy espontáneos y personales ya que quiero estar muy cerca de la producción, de los artesanos y los productos.«

¿Tienes algún consejo que puedas darle a las mujeres que quieren iniciar su negocio? Tal vez algo que te hubiese gustado saber antes de iniciar LRNCE.

Conócete a ti misma, sigue tus instintos, no tengas miedo a fracasar, todo es posible si de verdad lo quieres, por supuesto que habrá momentos malos, ¡pero los buenos serán los que te den mucha energía y motivación! No te compares con nadie más, ¡haz tu propio camino!

Por último, nos gustaría que compartieras con nosotros 3 mujeres que te inspiran día con día. 

Helen Frankenthaler, pintora abstracta impresionista estadounidense. Ana Kras, diseñadora de muebles, moda y fotógrafa estadounidense nacida en Serbia, y Rosie-Marie Burgevin.

Retratos de Laurence
cortesía de LRNCE.

Share

Facebook Twitter Copy link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *