GADRIANA
Search

¿Sabías que la industria de la moda es una de las más contaminantes del mundo? Crea más contaminación que los vertederos industriales y la industria química. Por esto, no es raro que el movimiento sostenible se haya hecho tan popular durante los últimos años. Sin embargo, a pesar de que me gustaría usar únicamente ropa sostenible, he visto que suele ser más cara, y al tener un presupuesto limitado, es difícil para mí comprometerme a un armario ético cuando una prenda de Zara o H&M cuesta la mitad de lo que costaría una prenda sostenible.

Pero, ¿es esto del todo cierto? ¿Es el movimiento sostenible realmente exclusivo para personas con ingresos más altos? Tiene sentido que la moda ética cueste más, teniendo en cuenta el complejo proceso de producción, las telas ecológicas utilizadas y una mano de obra pagada de manera justa, pero eso no significa que tengamos que gastar más de lo que ya gastamos en otras tiendas.

Hay muchas maneras de estar conscientes de cómo las telas y los productos afectan al medio ambiente sin gastar más dinero. Ser sostenible es simplemente entender cómo y dónde se fabrican las prendas que llevamos puestas. Una vez que sabes en dónde pones tu dinero, te importará más y tomarás decisiones más inteligentes y mejores. Dicho esto, las siguientes opciones te ayudarán a apoyar el movimiento ecológico sin gastar un centavo adicional.

/ MÁS CALIDAD,
MENOS CANTIDAD
Un consumismo consciente te puede ayudar a ahorrar algo de dinero si lo haces bien. En mi caso, mis prendas no sostenibles no suelen durar mucho. Las telas se rasgan, se estiran o se deshilachan después del tercer lavado, y tengo que reemplazarlas constantemente cada dos meses, resultando en un gasto excesivo. En cambio, mis prendas fabricadas éticamente han durado años y parecen como nuevas después de cada lavada, lo que me ayuda a ahorrar algunos dólares a largo plazo.

 

/ COMPRA FUERA
DE TEMPORADA
Esto no es fácil, pero vale la pena. Todos queremos estrenar la ropa apenas la compramos, pero comprar fuera de temporada nos hace ahorrar mucho dinero y tener algo qué esperar para los próximos meses. En mayo, compré jerséis de muy buena calidad y a precios increíbles. No podré usarlos hasta octubre, pero estoy segura que gasté mucho menos dinero de lo que hubiese gastado en ese momento y por muy buena calidad. Mi siguiente plan es ir a comprar bañadores en diciembre.

 

/ DESCUENTOS
ADICIONALES
La mayoría de las tiendas y marcas ofrecen descuentos cuando haces tu primer pedido, por inscribirte en su página, por re-twittear, etc. Hay muchísimas formas de obtener un porcentaje de descuento adicional, solo debes saber buscar. Sigue tus marcas éticas favoritas en redes sociales e inscríbete para recibir los boletines informativos, y así conocerás antes que nadie sus ofertas especiales. ¡Es la forma más fácil de ahorrar dinero!


“SER SOSTENIBLE ES SIMPLEMENTE ENTENDER CÓMO Y DÓNDE SE FABRICAN LAS PRENDAS QUE LLEVAMOS PUESTAS.”

/ COMPRAS
VINTAGE
Sé que la ropa vintage no es para todos, pero te sorprenderías de las increíbles prendas que puedes encontrar que fueron usadas solo un par de veces y están a precios tan bajos. Mis bolsos y accesorios más lujosos son todos vintage y me costaron menos que una blusa de Primark. Hay muchas tiendas online, pero personalmente, me gusta la experiencia de ir a una tienda física y pasar horas buscando esa prenda perfecta para complementar mi armario ético. Si no puedes ir o no hay tiendas vintage en tu ciudad, te recomendamos Vestiaire, The RealReal y ASOS Marketplace.

 

/ LIMPIEZA
CONSCIENTE
Explora tu armario actual: lee las etiquetas, organiza los cajones, separa la ropa en pilas (por ejemplo, usar, vender, donar, etc.). Abre más espacio en tu armario para las piezas que realmente amas y usas, y deshazte de las que no. Hay muchas tiendas de donación que venden la ropa en buenas condiciones y reciclan el resto. Esta es la mejor forma y la más ética de deshacerte de lo que ya no necesitas.

 

Respetar un poco más al medio ambiente no significa deshacerse de todo lo que tienes y construir un armario completamente nuevo desde cero. Si tienes mucho dinero, adelante, pero esa no es la idea. Se trata de ser más consciente y cuidar más de nuestro entorno, mezclar y combinar las piezas sostenibles con otras de tiendas comunes, prestar más atención a las telas y al proceso de producción, y dar pequeños pasos hacia un planeta más limpio.

Share

Facebook Twitter Copy link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *