GADRIANA
Search

Museo Yves Saint Laurent en Marrakech


IN DESIGNTRAVEL  / 

Hace 52 años que Saint Laurent visitó Marrakech por primera vez en 1966 junto a su compañero de negocios Pierre Bergé. Ambos quedaron maravillados con el Jardín Majorelle, un espacio público envuelto en verdes salvajes y azules deslumbrantes, creado por el pintor francés Jacques Majorelle. Fue tanta la conmoción de Saint Laurent por la ciudad imperial roja, que decidió comprar el jardín junto a una villa privada a la que regresaría una y otra vez a lo largo de su vida en busca de inspiración.

En 2016, cumplidos cincuenta años exactos de aquella visita que influenció gran parte del trabajo del diseñador, la Fundación Pierre Bergé decidió construir el Museo Yves Saint Laurent como un homenaje a su trabajo, abriendo sus puertas finalmente en 2017.

Si bien visitar el museo no fue la razón principal de nuestro viaje a Marruecos, mentiría si les dijera que fue un paseo de último minuto. Nos levantamos temprano con un súper desayuno cortesía de nuestro Riad para ser de los primeros en entrar a las 10:00 am y, después de comprar la entrada doble (18€ aprox.) que permite acceso tanto al jardín como al museo, entendimos por qué esta es una visita obligada si estás en Marrakech.

Siguiendo las recomendaciones de los locales, entramos primero al Jardín Majorelle, un espacio envuelto en un color azul intenso y deslumbrante que da honor a su nombre «Azul Majorelle», junto a docenas de cactus, yucas, lirios de agua, jazmines, bugambilias, palmeras, plataneros y cientos de bambúes. Un jardín cuya vegetación nos recordó intensamente a México y que regresó a mí memorias de los veranos que pasé en el jardín de mi abuela.

Situado justo al costado se encuentra el edificio del museo, diseñado por la firma francesa Studio KO tomando como inspiración la propia obra de Yves en detalles arquitectónicos que recuerdan a las texturas de tejidos y la yuxtaposición de elementos suaves y duros, un equilibrio por el que Saint Laurent era conocido. Dentro se puede encontrar una colección extensa de prendas, accesorios, fotografías y otros objetos relacionados con el trabajo de Saint Laurent, además de una exposición temporal, una librería, un auditorio que es un deleite tanto visual como auditivo y un café bajo el nombre le studio.

Entendimos por qué se nos había recomendado entrar primero al jardín, y es que después de dos horas de caminar, ver, tomar fotos y deleitarte con cada puntada de la colección privada (aunque de esta no se permite tomar fotografías), un té de menta granizado en la terraza del jardín es el final ideal de la visita.

Un legado que se queda plasmado en un oasis de palmeras, de jardines de rosas, fuentes de lirios blancos y paredes entintadas de azul, dando hogar a una parte importante de su vida y su trabajo, y cumpliendo así con uno de sus deseos: “Me gustaría que mis vestidos y dibujos se estudiarqn dentro de 100 años.» Tan solo han pasado 10 años desde su fallecimiento, y todavía nos queda mucho por descifrar del genio que era Yves Saint Laurent.

________________________

Calle Yves Saint Laurent 

40090 Marrakech, Marruecos
10:00 am – 6:00 pm
Miércoles cerrado
________________________

Share

Facebook Twitter Copy link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ¡Qué fotos más hermosas! Parecen el moodboard ideal de Pinterest con el que me iría de vacaciones ❤️

    Es verdad que el lugar recuerda mucho a México y a los jardines de esas casas tipo hacienda, de hecho no pude evitar acordarme de las casas de Frida y Diego en Coyoacán, tal vez por las paleta de colores y por la cantidad de plantas.

    Me alegra mucho que viajes porque así puedo ver tus fotos xD Marruecos no estaba en mis prioridades, pero ahora ya tengo un lugar más a la lista, lo bueno es que queda relativamente cerca de España. Ya me darás tips cuando me toque visitar 😉