GADRIANA
Search

Crédito al Creador


IN DIGITAL MEDIA  / 

La indiscutible belleza que hay en encontrar el trabajo creativo de otra persona es una de las tantas ventajas que nos ha traído el Internet en las últimas décadas. Trabajo que, en otros tiempos, solo podrías haberte topado en galerías o libros de tapa dura. Sin embargo, y con la cantidad de información que se escurre de nuestras manos día con día, cada vez nos resulta más difícil seguir la más mínima diplomacia digital y algo tan sencillo como dar el crédito al autor se convierte en un ejercicio poco practicado.

Ya sea que dirijas un blog, una revista de alta circulación (me refiero a ustedes, Vogue y ELLE*) o simplemente tengas una cuenta de inspiración, esta acción refleja empatía y respeto por el trabajo del autor, y su omisión puede resultar en situaciones legales problemáticas, comentarios embarazosos en tu blog y, a largo plazo, la desvalorización del trabajo de pequeños artistas, englobando a diseñadores, escritores, fotógrafos, pintores y un gran etcétera.

La irracionalidad de creer que lo que encontramos en Internet es de uso gratuito es un reflejo de lo poco preparados que estábamos para semejante bombardeo de imágenes e información, y un escaparate de la poca educación digital que seguimos teniendo más de 30 años después de su inicio como herramienta cotidiana.

Si bien las plataformas como Pinterest o Tumblr han logrado que el trabajo de personas que no cuentan con la capacidad económica para anunciarse en revistas puedan lograr exposición gratuita y orgánica, también es verdad que hemos explotado de forma desmedida su uso sin otorgar crédito. Porque si no ha quedado claro: lo que se encuentra en Internet generalmente no es de uso libre y, si bien nadie te va a detener de imprimir una litografía de Matisse y colgarla en tu pared, resultaría triste que no sepas ni quién es el autor de la pieza que decorará tu casa.

¿Cómo puedo asegurarme que estoy dando al autor el crédito que merece?

Es verdad que no basta con buscar la fuente de la foto en Pinterest porque, muchas veces, es un repost de un repost de un repost que no mencionó el nombre original, el año o a veces ni un sitio web de referencia.

En situaciones como estas en las que pudiera parecer que esa fotografía o pintura ha caído del cielo como por arte de magia, lo mejor es utilizar la herramienta de imágenes de Google que permite que realices una búsqueda de la misma imagen ya sea utilizando la URL de referencia que tienes, o subiéndola desde tu computadora si la tienes en el disco duro.

Sí, toma un poco de tiempo pero no tanto como te estás imaginando y vale la pena pensar: si esta foto fuese mía, ¿me gustaría que la gente se tomase 5 minutos para darme crédito? Por supuesto que sí.

 

Así mismo, quiero darle crédito a la creadora de Noa Vee por crear la campaña#CreditTheCreator que ha inspirado este post y que, de muchas maneras, ha resonado mucho conmigo y que sé que lo hará con muchas de ustedes que trabajan en el área de diseño, moda o arte.

Empecemos a dar crédito a los creadores hoy e impulsemos el individualismo y, con ello, demos un paso positivo hacia el futuro creativo de todas.

__________________________________________

*Las revistas tradicionales que lograron evolucionar o incluir los medios digitales dentro de su arsenal, como es el caso de Vogue y ELLE, demuestran cero intención en acreditar a creadores de contenido y, en muchos casos, solo citan la fuente cuando se trata de un artista o celebridad reconocido. Mi pregunta es, ¿carecen de los medios para investigar la fuente o en realidad les falta el interés por mostrar el mínimo de cortesía en el mundo digital?

Share

Facebook Twitter Copy link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ¡Qué buen tema, y pocas veces he visto que lo aborden tan al grano! Hace poco leí una entrevista a una de las fotógrafas de las típicas fotos de comida de Pinterest sobre lo que sentía cuando la gente usaba sus imágenes así porque sí, jaja.

    No pido que se use el formato APA para citar las cosas por ejemplo en Instagram, pero un arroba no nos cuesta nada, a veces la gente comparte las cosas con una facilidad…..

    1. Hola Pablo, esa entrevista suena muy divertida (pero en el fondo es bastante triste la verdad). ¿Tienes un link? 😀

      Y sí, la verdad es que no falta mucho para dar crédito al creador, pero estoy totalmente segura que hay gente que NO quiere darlo. He visto cosas en Instagram como poner el crédito hasta el final de todos los hashtags y situaciones en las que incluso lo ponen así (@)fulanito. Es vergonzoso :'(