GADRIANA
Search

Mientras que un vestido o unos pantalones posiblemente no puedan adaptarse a los caprichos del cuerpo humano, un bolso es capaz de permanecer como el aliado fiel resistiéndose a las inclemencias del tiempo, jactándose además de contar con la etiqueta de ser una buena inversión.

En los últimos años me he percatado de como los it bags -esos bolsos que la cultura pop se ha encargado de inmortalizar, que crecían en valor económico y que resultaron ser una mejor inversión que comprar acciones en la bolsa– poco a poco están siendo reemplazados por bolsos que por un tercio de precio ofrecen propuestas más artísticas y particulares, que han encontrado su inspiración en las historias inesperadas: desde la experiencia de ir a un mercado parisino en un pasado idealizado hasta la glamourización de nuestros años de infancia.

¿La propuesta de esta nueva generación de bolsos? Anteponer valores como la originalidad sobre el estatus económico.

EL BUCKET __ [buhk-it]

Y específicamente el bucket bag de la marca Mansur Gavriel, que en un ejercicio de creatividad marcó el inicio de esta nueva generación de bolsos, siendo catalogado por editores en 2013 como el primer “it bag” una vez pasada la gran crisis económica del 2008 y logrando agotar existencias.

Cumpliendo con las características de un accesorio que puede durar toda la vida pero proponiendo un diseño minimalista y funcional que por su precio (595 dólares), puede equilibrarse entre los límites de lo asequible y el lujo, habiendo servido de inspiración para otras marcas nuevas como StaudCafuné.

EL MICRO __ [mi-kro]

Todos en nuestro haber tenemos una cosa que resulta poco práctica pero su valor estético es lo que nos hace no donarla para una venta de garage. Bolsos clásicos reconocibles por fashionistas en su versión enana donde posiblemente no quepan ni el teléfono ni la cartera. ¿La ventaja? Te ayudan a ser conscientes de lo que verdaderamente es esencial para tu vida diaria.

Algunas marcas reconocen que han lanzado estos bolsos diminutos para atraer a clientes más jóvenes por venderse a precios más asequibles. Al final, son un ornamento o una pequeña pieza de colección donde lo menos importante es su sentido utilitario.

LA RED __ [red]

Francia continúa siendo una fuente inagotable de inspiración y lo que en un principio era utilizado por pescadores y después se convirtió en un básico para ir de compra en los mercados parisinos, es hoy la estrella del street style. Siguiendo un nuevo manual de uso, el bolso de red no surge en las pasarelas sino en las fotos de Instagram.

En un mundo idóneo llenaríamos nuestro bolso de red con un ramo de flores y una barra de pan, pero la vida de ciudad ha estado experimentando nuevas maneras de utilizar el bolso de red fuera de la playa y del mercado colocando un segundo bolso en su interior para cumplir el reto más grande: no dejar que las llaves o el monedero se cuelen entre la red y todo termine en una amarga anécdota.

EL ARTÍSTICO __ [ar-tis-tiko]

A medio camino entre un objeto artístico y un accesorio funcional, marcas como Cult Gaia diseñan bolsos que enaltecen la confección artesanal y las texturas naturales, destacando sobre todo los precios sensatos (150-200€) si lo comparamos con marcas similares. Y si a eso sumamos que en Instagram los likes lo han señalado como el objeto del deseo las ventajas incrementan.

Tal vez una de las claves del éxito de este tipo de bolsos es que funcionan como piezas de decoración y sus posibilidades van más allá de cargar los tickets del parking y la crema de manos, además de que transportan el añorado estilo de verano al asfalto de cualquier ciudad caótica, dejando en segundo plano la incomodidad de su rigidez en la vida moderna.

Más que destacar por su funcionalidad, complacen a  nuestra necesidad estética y llegamos al extremo de sacrificar la poca comodidad que conlleva sacarlo de casa. SiCult Gaia hubiese iniciado produciendo solo zapatos artísticos, no hubiesen vendido gran cosa.

EL PLÁSTICO __ 
[plas-tiko] 

Para algunos un objeto de colección y para otros una de las tomaduras de pelo que más debate han generado en blogs y redes sociales. La bolsa plástica transparente de Céline puede elevar a la categoría de lujo cualquier visita mundana a tu supermercado de confianza por tan sólo 590 dólares.

Afortunadamente, siempre hay opciones más asequibles para transportar tu ingesta diaria de vegetales. Recomiendo buscar en EtsyeBay o tiendas independientes. Eso sí, que no te sorprenda si tus cosas terminan oliendo a plástico.

in this photo –
Mango beaded bag
EL BEADED __ [bee-did]

¿Qué fue primero? ¿el huevo o la gallina? No sabemos si fue la marca británica Shrimps o los buscadores de tesoros vintage quienes volvieron a poner al bolso de perlas bajo el foco de atención (por supuesto en Instagram, nuestra incubadora de tendencias predilecta) con un llamado a la nostalgia por nuestros años de infancia.

Un punto medio entre lo kitsch y lo elegante. Si marcas como Susan AlexandraShrimps o las réplicas de Inditex no te convencen, puedes afilar tu visión de buscador de tesoros en un mercadillo o recurrir al armario de tu abuela. Lección: nunca deshacernos de las cosas porque la moda es cíclica.

¿Compramos bolsos por la función primaria de contener nuestras pertenencias o por el valor sentimental y las historias que se pueden crear alrededor de ellos?

Mientras que una inversión de 500 euros puede ser una meta realizable a diferencia de los 4,000 que fácilmente alcanza un Chanel, hoy es posible soñar con bolsos de altura sin tener que deshacernos de los ahorros de toda una vida. Aunque analizando las tendencias de los últimos meses es posible que dicho tesoro se encuentre en el desván de la casa de tus padres.

Share

Facebook Twitter Copy link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *